Blog sobre las novelas de espionaje creadas en España. Spy novels made ​​in Spain

miércoles, 26 de febrero de 2014

La espía que vestía de rojo

La espía que vestía de rojo
(The spy who wore red)



ISBN: 9788477355670
Edit: Ediciones B
1987
Págs: 313

Sinopsis:
Todo espía de guerra debe tener dios precauciones constantes: conseguir la mayor cantidad posible de información y salvar su propia vida. Pero Aline, Condesa de Romanones, tenía otra aún más grave: descubrir quién era el topo infiltrado en los servicios secretos norteamericanos. Podía ser cualquiera, desde su propio jefe hasta el hombre del que se había enamorado.

En su búsqueda, Aline no se paró ante nada: fue testigo presencial de un intento de asesinato contra Franco, desenmascaró la red de espionaje de Himmler en España, montó una cadena de espías en Madrid, participó en las operaciones paralelas a la invasión de Francia, fue pieza clave en la guerra de desinformación contra los alemanes... y sobrevivió para contarlo.

Leyendo esta novela se constata que esa supervivencia no fue nada fácil. Bajo la tapadera de un supuesto trabajo en una multinacional norteamericana, Aline (alias “Tigre”) logró infiltrarse en la alta sociedad madrileña para enterarse de quién había matado a quién, o quién estaba traicionando a quién. Y lo cierto es que en un país como España y en plena Guerra Mundial, los crímenes y traiciones no escaseaban.

Un testigo de excepción para una época excepcional: Aline, Condesa de Romanones, nos cuenta la historia secreta del mundo occidental durante la II Guerra Mundial.



La autora:
María Aline Griffith Dexter, más conocida como Aline Romanones, la condesa viuda de Romanones,  una esta aristócrata hispanonorteamericana nacida en Pearl River (Nueva York) en 1923. Estudió periodismo y fue modelo hasta ser reclutada a principios de los años 40 del siglo XX por el OSS (antecesora de la CIA) y fue destinada a España en 1944. Aquí conoció al futuro conde de Romanones con el que se casó tras acabar la II Guerra Mundial afincandose en España.

Comentario/reseña

La primera novela autobiográfica de Aline Griffith, condesa de Romanones. Si te olvidas de qué el personaje es real, te encuentras con una auténtica novela de espías. El estilo es claro, no se detiene en florituras literarias, en parte porque tampoco creo que estemos ante una literata.
El caso es que La espía que vestía de rojo nos permite conocer el entrenamiento de un agente del OSS (cifrado, armas, etc)  y el mundo de la alta sociedad española del Franquismo durante la II Guerra Mundial en un Madrid plagado de espías del eje y aliados. Eso sí, entre tanta sofisticación, su poquito de romance y moda (magníficas descripciones de los trajes de noche) uno se pregunta hasta que punto la condesa ha metido fábula para hacer su historia más atractiva y yo creo que mucha o más bien, muchísima. No obstante, por el simple hecho de lo entretenido que es el libro (aunque a mi la última parte se me hizo algo larga) y lo que aporta sobre esa alta sociedad en esa época, merece la pena leerlo. Eso sí, recuerda que los espías lo primero que aprenden es a mentir.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada